julio 01 2018

Las Plantas y el Fútbol

El césped, comúnmente conocido como el elemento exigido por la FIFA en todos los estadios donde se celebran juegos de fútbol, es el nombre que se le da a una docena de especies de gramíneas (o Poaceae) que crecen formando una cubierta densa y verde, dando la belleza natural y baja fricción, necesarios para las competiciones del deporte más popular del mundo.

Con más de 700 géneros y aproximadamente 12000 especies descritas, las gramíneas son la cuarta familia de plantas con flores con mayor riqueza de especies luego de las compuestas, las orquídeas y las leguminosas. Sin embargo, es definitivamente la primera en importancia económica mundial.
Su importancia económica es tal que la mayor parte de los alimentos consumidos por los seres humanos proviene de las gramíneas. Esta alimentación sucede en forma directa, como con el consumo de maíz, cereales y derivados, ó de forma indirecta, con los productos provenientes del ganado y de aves de corral, que se alimentan de pastos o granos. Las gramíneas son una familia cosmopolita, que se encuentra en muchos lugares del planeta, desde desiertos hasta ecosistemas de agua salada. Esta asombrosa capacidad de adaptación se debe a su diversidad morfológica, fisiológica y reproductiva, características que no solamente han hecho de esta familia un factor crucial en la economía mundial, sino un referente biológico.

Las gramíneas son sólo un ejemplo de varios grupos de plantas que contribuyen a la economía mundial. Para más información sobre este tema, puedes asistir al simposio Plantas útiles de Latinoamérica: avances, retos y oportunidades en el XII Congreso Latinoamericano de Botánica (www.clb2018.org)